Warning: Use of undefined constant CTF_VERSION - assumed 'CTF_VERSION' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/44/d769223100/htdocs/webs/fisiocentromadrid/wp-content/plugins/ai-twitter-feeds/ai-twitter-feeds.php on line 519

El síndrome de Osgood-Schlatter

13 Jun 2014
by Ignacio Miranda de Larra

El síndrome de Osgood-Schlatter es una de las causas más comunes de dolor en la rodilla en deportistas jóvenes y niños en edad de crecimiento, generalmente en edades comprendidas entre los 10 y los 15 años. Provoca hinchazón, dolor y dolor a la palpación justo debajo de la rótula, en la tuberosidad tibial anterior, que empeora al correr, saltar y subir escaleras.

QUÉ ES: Es el arrancamiento (microscópico, parcial o total) de la tuberosidad tibial anterior producido por la tracción que ejerce el tendón rotuliano sobre la misma. Se cree que esta enfermedad es causada también por lesiones pequeñas y usualmente inadvertidas, ocasionadas por la sobrecarga repetitiva antes de que se complete el crecimiento. Los cuádriceps son músculos muy potentes cuya acción es, entre otras, la extensión de rodilla, movimiento que se realiza en todos los deportes de salto, como el baloncesto.

TRATAMIENTO: El tratamiento consiste en reposo deportivo (sólo si la práctica del deporte provoca dolor) y Fisioterapia. También se puede colocar una cincha que sujete el tendón rotuliano con el fin de disminuir la fuerza que éste ejerce sobre el punto de inserción. Normalmente esta lesión dura entre 8 y 12 semanas, y la fisioterapia suele mejorar mucho, suele acortar los plazos y previene las recaídas, aunque la enfermedad no desaparece por completo hasta que el hueso finaliza su fase de crecimiento (a los 15 años aprox.).

En muy pocos casos (más graves) se produce un arrancamiento total o casi total de la tuberosidad tibial anterior y la solución es quirúrgica, fijando el fragmento con material de osteosíntesis (habitualmente se coloca un tornillo y una pastilla ósea entre la tibia y la tuberosidad: técnica de Maquet).

FISIOTERAPIA: Se deben fijar dos objetivos: bajar la inflamación en la tuberosidad tibial anterior y disminuir la tracción que ejerce el tendón rotuliano sobre la misma.

Para bajar la inflamación se suelen aplicar Ultrasonidos Pulsátiles, Crioterapia, Tecarterapia y ayuda el Crosstape y el Kinesiotaping.

Para disminuir la tracción sobre la tuberosidad tibial anterior, fundamentalmente hay que descargar el cuadríceps y mantener móvil y descendida la rótula (es frecuente encontrarla ligeramente ascendida). La movilización de la rótula (incidiendo hacia craneal) y la fibrolisis sobre todas las estructuras que la  estabilizan ayudan mucho.

Para descargar el cuadríceps podemos aplicar masoterapia, stretching, fibrolisis diacutanea, punción seca, inducción miofascial y kinesiotaping.

(Autor de la fotografía: tulane public relations)

Leave a Comment:

* - required fields



2009 © FisioCentroMadrid