Warning: Use of undefined constant CTF_VERSION - assumed 'CTF_VERSION' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/44/d769223100/htdocs/webs/fisiocentromadrid/wp-content/plugins/ai-twitter-feeds/ai-twitter-feeds.php on line 519

Blog de FisioCentroMadrid

Descubre el mundo de la Fisioterapia y el deporte
18 Jul 2014
by Rosa Prieto

¿Es bueno correr en la playa?

Siempre se ha dicho que andar y correr por la arena es muy beneficioso para la salud y la forma, pero ¿es o no tan bueno como se cree?

Andar

El andar descalzo por la playa puede tener efectos beneficiosos, pero también hay que tomar ciertas precauciones.

Uno de los beneficios es la estimulación de la circulación linfática y venosa. Además de producirse la estimulación de los diversos vasos de la planta del pie por su compresión con el suelo, el mero hecho de caminar hace contraer el tríceps sural (los músculos de la parte posterior de la pierna) que es la “bomba” de nuestra pierna que mejora nuestro retorno venoso.

correr_en_la_playa

Triceps Sural

Al caminar descalzo se tonifica la musculatura del pie y del tobillo, debido a que al aumentarse la resistencia se realiza un mayor trabajo muscular. Sin embargo, aquellas personas con diversas patologías del miembro inferior deben tener cuidado, pues podrían agravarse sus dolencias. Además, no es lo mismo andar por arena húmeda que seca, la resistencia es mayor en la arena seca, por lo que es recomendable comenzar andando por la arena húmeda para no provocar sobrecargas.

También se consigue una mejora de la propiocepción y el equilibrio, lo que evita sufrir torceduras.

Por todo ello, andar descalzo por la arena puede prevenir diversas patologías como esguinces de tobillo, edemas en el pie, problemas en el retorno venoso y linfático, entre otras.

Correr

En cuanto a correr, no lo debemos practicar descalzos pues podríamos ocasionar diversas lesiones y sobrecargas musculares. Es bueno correr por la arena, pero  se debe realizar con calzado adecuado para proporcionar la amortiguación y protección que nuestros pies necesitan.

Es recomendable iniciar el ejercicio con un ritmo moderado y durante distancias no muy largas. Al correr por la arena el consumo energético y el degaste muscular son mayores, por lo que no es necesario alcanzar las mismas velocidades que sobre otro tipo de suelo. Además, es preferible hacerlo sobre la arena húmeda para disminuir la resistencia.

Por otra parte, tanto para correr como para andar, es importante mirar donde pisamos, pues una mala pisada en terreno irregular y con obstáculos puede provocar lesiones en tobillo y rodilla, e incluso heridas. Además, puede haber zonas de pendiente lateral que debemos evitar para no sobrecargar más una pierna que otra, y realizar una marcha equilibrada.

Además, para realizar deporte por la playa debemos seguir ciertas precauciones:

-Evitar las horas centrales del día.

-Hidratarse con frecuencia; la humedad y las altas temperaturas pueden ocasionar deshidratación.

-Usar protección solar.

Con todo esto, os animamos a practicar deporte de manera segura durante el verano y que disfrutéis

Fotografía portada por Damian Gadal | http://bit.ly/1jEnTdi

01 Jul 2014
by Ignacio Miranda de Larra

QUÉ ESTILOS DE NATACIÓN AYUDAN A TU ESPALDA

Es muy frecuente en las consultas médicas y de fisioterapia que los pacientes nos pregunten: “¿nadar es bueno para la columna, verdad?” Y son muchos también los pacientes a los que los médicos mandan natación como indicación terapéutica, nadar es un deporte saludable, el problema viene cuando la técnica de natación no es la correcta o el estilo no es el adecuado para las dolencias del paciente.

En estos párrafos queremos hablar sobre que tipo de natación es la más adecuada para los posibles problemas de los que practican este deporte.

Braza 

nado a braza

Para la mayoría de las patologías de columna y para muchas de las patologías de rodilla y hombro LA BRAZA NO ESTÁ INDICADA. Cuando nadamos a braza, la columna cervical hace una extensión forzada para que saquemos la cabeza del agua, y esa extensión la realiza la musculatura que  estabiliza y levanta el cuello (semiespinosos, esplenios, suboccipitales..). Esta musculatura es la que suele causar los dolores cervicales que nos hacen acudir al fisio, y nadar a braza la carga aún más.

A no ser que la técnica esté muy depurada, esta técnica no beneficia en absoluto a la zona cervical.

Crol

nado a crol

El crol es otro de los estilos que más frecuentemente a la hora de nadar, es bueno en general para las rodillas y si se nada bien el tronco, y por tanto la columna dorsal y lumbar, no sufre. El problema del crol aparece cuando el nadador rota o gira el cuello para respirar mientras que mantiene el tronco paralelo al suelo en lugar de girarlo a izquierda y derecha a medida que se dan las brazadas. Si la técnica es correcta el tronco rota y por tanto, el cuello rota junto al tronco y no por sí solo, de este modo el crol es un gran ejercicio que no perjudica tu columna.

Si únicamente mueves el cuello para respirar, nadar a crol puede generarte dolores en la zona cervical.

Espalda

nado a espalda

La espalda es el estilo que menos se practica en las piscinas y sin embargo, es el único estilo que a priori no contiene ningún movimiento que suponga una agresión para la columna. El cuello siempre está fijo en posición neutra de flexo-extensión (miramos hacia el techo o hacia el cielo) y ni el tronco ni el cuello rotan. Las rodillas no sufren y por todo ello, salvo que haya una patología aguda por conflicto subacromial del hombro, la espalda es a menudo la mejor opción a la hora de practicar natación para cuidarse la columna, sobretodo en nadadores menos experimentados.

Hay que aclarar que cualquier estilo muy bien nadado (técnica perfecta) y practicado con moderación no es malo ni perjudicial. Como deporte es estupendo, pero como tratamiento terapéutico sólo es útil y beneficioso en ciertos casos.

Fotografía por JD Lasica (https://www.flickr.com/photos/jdlasica/)

13 Jun 2014
by Ignacio Miranda de Larra

El síndrome de Osgood-Schlatter

El síndrome de Osgood-Schlatter es una de las causas más comunes de dolor en la rodilla en deportistas jóvenes y niños en edad de crecimiento, generalmente en edades comprendidas entre los 10 y los 15 años. Provoca hinchazón, dolor y dolor a la palpación justo debajo de la rótula, en la tuberosidad tibial anterior, que empeora al correr, saltar y subir escaleras.

QUÉ ES: Es el arrancamiento (microscópico, parcial o total) de la tuberosidad tibial anterior producido por la tracción que ejerce el tendón rotuliano sobre la misma. Se cree que esta enfermedad es causada también por lesiones pequeñas y usualmente inadvertidas, ocasionadas por la sobrecarga repetitiva antes de que se complete el crecimiento. Los cuádriceps son músculos muy potentes cuya acción es, entre otras, la extensión de rodilla, movimiento que se realiza en todos los deportes de salto, como el baloncesto.

TRATAMIENTO: El tratamiento consiste en reposo deportivo (sólo si la práctica del deporte provoca dolor) y Fisioterapia. También se puede colocar una cincha que sujete el tendón rotuliano con el fin de disminuir la fuerza que éste ejerce sobre el punto de inserción. Normalmente esta lesión dura entre 8 y 12 semanas, y la fisioterapia suele mejorar mucho, suele acortar los plazos y previene las recaídas, aunque la enfermedad no desaparece por completo hasta que el hueso finaliza su fase de crecimiento (a los 15 años aprox.).

En muy pocos casos (más graves) se produce un arrancamiento total o casi total de la tuberosidad tibial anterior y la solución es quirúrgica, fijando el fragmento con material de osteosíntesis (habitualmente se coloca un tornillo y una pastilla ósea entre la tibia y la tuberosidad: técnica de Maquet).

FISIOTERAPIA: Se deben fijar dos objetivos: bajar la inflamación en la tuberosidad tibial anterior y disminuir la tracción que ejerce el tendón rotuliano sobre la misma.

Para bajar la inflamación se suelen aplicar Ultrasonidos Pulsátiles, Crioterapia, Tecarterapia y ayuda el Crosstape y el Kinesiotaping.

Para disminuir la tracción sobre la tuberosidad tibial anterior, fundamentalmente hay que descargar el cuadríceps y mantener móvil y descendida la rótula (es frecuente encontrarla ligeramente ascendida). La movilización de la rótula (incidiendo hacia craneal) y la fibrolisis sobre todas las estructuras que la  estabilizan ayudan mucho.

Para descargar el cuadríceps podemos aplicar masoterapia, stretching, fibrolisis diacutanea, punción seca, inducción miofascial y kinesiotaping.

(Autor de la fotografía: tulane public relations)



2009 © FisioCentroMadrid